Por qué el 72% de las personas todavía reciclan contraseñas

Ransomware. Amenaza cibernética para pymes
13/11/2018
Show all

Por qué el 72% de las personas todavía reciclan contraseñas

Los usuarios reciclan la misma contraseña un promedio de cuatro veces, según un informe de Protection.org. A pesar del riesgo y la realidad de las infracciones de la seguridad cibernética en la empresa, la mayoría (72%) de las personas dijeron que aún reciclan sus contraseñas, de acuerdo con el informe On-line Password Procedures de Security.org.

La seguridad de las contraseñas ha sido una batalla duradera, ya que los avances en tecnología también aportan avances en las estrategias de ataque en la información personal. Mantener segura la información protegida por contraseña es más importante y más difícil que antes, dejando a los usuarios responsables de tomar las medidas apropiadas.

Las principales empresas han tomado medidas para ayudar a mantener la seguridad de las contraseñas de sus empleados, incluida la implementación de administradores de contraseñas, la inclusión de la caducidad de las contraseñas, obligar a los empleados a cambiar las contraseñas con regularidad e incluso considerar la posibilidad de reemplazar las contraseñas por métodos más seguros.

Sin embargo, el informe, que encuestó a más de 1,000 usuarios de contraseñas, encontró que los encuestados todavía están reciclando las mismas contraseñas un promedio de cuatro veces. Alrededor del 63% de los encuestados dijeron que usan las mismas contraseñas para el entretenimiento y los sitios importantes, incluidas las cuentas comerciales.

Reutilizar las contraseñas antiguas puede resultar fácilmente en un tipo de violación a la seguridad cibernética llamada relleno de credenciales, según el informe, que permite a los piratas informáticos obtener información de una violación anterior para acceder a otras cuentas.

Para tratar de recordar las contraseñas, el 68% de los usuarios dijo que, por lo común, modifican una contraseña utilizada anteriormente, lo que los deja vulnerables a un ataque. Sin embargo, aquellos que intentan encontrar contraseñas más complejas, a menudo terminan olvidándolas, según el informe.

La mayoría de los encuestados que ya han sido hackeados (89%) dijeron que cambiaron sus hábitos de contraseñas al descubrir que ocurrió el ataque, agregó el informe.