¿Por qué cambiar a la Telefonía IP?

El avance del Cloud Computing
09/10/2013
Migración a la nube
14/10/2013
Show all

¿Por qué cambiar a la Telefonía IP?

TelefoniaIPCada día más empresas se unen al cambio de la telefonía IP, dadas las grandes ventajas que aporta y el ahorro que supone frente a la telefonía convencional.

Principales diferencias entre telefonía IP y telefonía convencional

La telefonía convencional, ha utilizado durante más de cien años una tecnología sencilla pero ineficaz, basada en conmutación de circuitos. Cuando realizamos una llamada telefónica convencional, la centralita establece una conexión permanente entre las dos líneas que intervienen en la llamada, durante todo el tiempo que dure la conversación.  Este tipo de comunicación se denomina “circuito”, debido a su conexión cerrada, realizada entre dos puntos y en ambas direcciones.

La telefonía IP, sin embargo, actúa mediante paquetes de datos que contienen la señal de voz digitalizada y comprimida y que se envían a la dirección IP del destinatario utilizando el protocolo de Internet (IP), que utiliza la red de datos para hacer llegar la voz a su destino.

Ventajas que ofrece la Voz IP

– Las principales ventajas por las que deberías plantear el cambio en tu empresa a la voz IP, son el ahorro y la unificación en las comunicaciones. Este tipo de tecnología permite obtener una comunicación de calidad, por menos dinero.

– Incluye servicios por los que las compañías de telefonía convencional cobrarían un suplemento adicional:

  • Llamadas en espera

  • Transferencia de llamadas

  • Identificación de las llamadas

  • Servicio de re-llamada

  • Devolver llamada

  • Three way calling (llamadas a 3 o multiconferencias)

  • Grabación de llamadas
  • Desvío de llamada a tu teléfono particular

  • Mostar un mensaje de “fuera de servicio”

  • Enviar la llamada al correo de voz

  • Mostrar señal de ocupado

Cada día la tecnología IP se extiende más en las compañías, ya que pese a tener ciertas limitaciones, éstas son fruto de limitaciones tecnológicas (necesidad de banda ancha, conexión eléctrica, estabilidad en la línea de datos…) y con el creciente desarrollo de la innovación, muy pronto la mayoría se habrá pasado a la telefonía IP y la convencional será una anécdota más que contar.